Terapia Sexual

La terapia sexual o el tratamiento de la disfunción sexual constituye un área especializada de la psicología.

Existen una serie de principios básicos para la terapia sexual; cada uno de ellos recibe distinto énfasis dependiendo del caso particular:

Responsabilidad mutua. Todas las disfunciones sexuales son trastornos con solución. Independientemente de la causa de la disfunción, ambos miembros de la pareja son responsables del cambio futuro y de la solución de sus problemas.

Información y educación. Muchas personas que padecen una disfunción sexual ignoran, lamentablemente, muchos aspectos de la conducta sexual. Por consiguiente, la terapia tiene que asegurarse de que se adquiere el conocimiento adecuado del ciclo de la respuesta sexual.

Cambio de actitud. Las actitudes negativas de los padres y de la sociedad hacia la expresión sexual, experiencias pasadas traumáticas y problemas actuales, se combinan para hacer que las personas con disfunciones sexuales aborden cada interacción sexual con ansiedad o, en casos extremos, con asco y repugnancia. El terapeuta tiene que provocar un cambio de actitudes en esos pacientes.

Eliminación de la ansiedad ante la ejecución. Para que la terapia tenga éxito, la pareja debe liberarse de la ansiedad ante su actuación sexual. Tienen que dejar de atender exclusivamente a la erección, el orgasmo o la eyaculación, esto es, deben centrarse en disfrutar del proceso en lugar de intentar obtener un resultado determinado.

Incrementar la comunicación y la eficacia de la técnica sexual. Las parejas disfuncionales tienden a ser incapaces de comunicar claramente sus preferencias y desagrados sexuales. La terapia sexual alienta a la experimentación sexual y a una comunicación abierta, eficaz, sobre la técnica y las respuestas sexuales. A veces la relación sexual tiene lugar sólo cuando las demás tareas se han resuelto, cuando las personas están cansadas física y mentalmente. El cambio del momento en que tiene lugar una relación sexual, el tomarse tiempo para ella, puede convertir el sexo en una experiencia más positiva.

La rígida separación de los roles sexuales puede constituir también una influencia negativa para la relación sexual de muchas parejas.

Planificar cambios en la conducta. Si hay una característica distintiva de la terapia sexual, esta es la perspectiva de una serie de pasos graduales sobre conductas sexuales específicas que los pacientes tienen que realizar en su propia casa; estos pasos son completamente necesarios para solucionar su problema.

Patologías más frecuentes

Trastorno del deseo sexual

Disfunción eréctil

Trastorno en la excitación sexual femenina

Vaginismo

Eyaculacion precoz

Anorgasmia

Trastorno por dolor

Trastorno por aversión al sexo

¿Tienes algún tipo de consulta?

Si deseas resolver cualquier tipo de consulta o duda relacionada con nuestras terapias, te invitamos a que nos escribas un Whatsapp o nos llames por teléfono SIN NINGÚN COMPROMISO.

Nuestros pacientes comentan…

Lo que dicen de nosotros.

Estos comentarios han sido obtenidos de nuestra cuenta de empresa de Google My Bussiness.

Te pueden interesar…

Menú
Abrir chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola!
Cuéntame en que te puedo ayudar...